Ficción y realidad, de la mano y lo más campantes

25.06.2016 10:36

Embarazos en la ciencia y la ficción. Un acercamiento a la infertilidad humana. Autores: Pedro J. Catania y Emilio F. A. Gassibe. Diseño de tapas: Mauricio Galeone. Diseño y diagramación: Pamela Alcover. Editorial Umaza, 2016, 106 pág.

 

Por Fausto J. Alfonso

 

Pasa cada vez más y con profesionales de las más diversas disciplinas. Con el pretexto de la divulgación, pero con la evidente intención de su propia mediatización, historiadores, filósofos, psicólogos, nutricionistas, abogados y médicos (entre otros) se lanzan hacia una carrera desesperada por acercar al gran público temas arduos de un modo accesible. Lo hacen a través de la tv, la radio y las revistas y los libros. El resultado suele ser, casi siempre, pobre: banalizan aquello para lo que se formaron y vulgarizan los contenidos. Es decir, suelen confundir divulgar con vulgarizar. Claro, son verbos parecidos, con el vulgo enquistado, pero no son sinónimos.

Hecha esta aclaración, cabe preguntarse si el volumen Embarazos en la ciencia y la ficción. Un acercamiento a la infertilidad humana, sucumbe, con sus autores a la cabeza, ante este panorama desalentador. La respuesta en negativa, gracias al delicado equilibrio que logran entre dos prácticas justamente negativas: la no subestimación al lector y la no ostentación de conocimientos. Los autores exponen con amenidad, pero con profundidad. No escamotean datos, pero tampoco se esconden tras planteos abstrusos.

Ahora, ¿qué camino escogieron para lograr sus cometidos? El de la interdiscursividad. Una bella y tentadora arma de doble filo, que puede garantizar la eficacia como también el fracaso rotundo. Para ponerla en práctica hay que conocer tanto la disciplina anfitriona como la invitada. Frente a profesionales cultos, los riesgos se achican. Y vaya si estos dos lo son. El médico Emilio F.A. Gassibe y el bioquímico Pedro J. Catania constituyen desde hace tiempo un dúo dinámico de la ciencia, entendiendo lo de dúo dinámico no en su sentido pop sesentista, sino de modo abiertamente literal: dos que no se paralizan, que no descansan en sus laureles (por apelar a una figura tradicional).

En principio, Embarazos… es un libro original. Luego, es entretenido. Y finalmente, aunque fundamentalmente, es útil. Echa mano a la narrativa, la dramaturgia, la mitología, la plástica, para hablar de infertilidad, concepción (y anti), ovulación, semen, fecundación in vitro, útero… Este diálogo, del que los autores no hacen alarde, humaniza el enfoque científico y quita rispidez a los planteos, al tiempo que convierte al texto en una aventura. Sin ser un libro de ficción, está lleno de personajes envueltos en situaciones que hablan de cuestiones vitales, desmitificándolas, cuestionándolas, aclarándolas. El atinado enfoque multidisciplinario, la selección de autores y textos disparadores, motiva al lector a seguir hacia otros rumbos una vez concluida la lectura toda del libro.

En una indisimulable suma posmoderna, Scherezade, Yerma, Sherlock Holmes y otros conviven con Shakespeare, Borges, García Márquez, Huxley, Clarke y, una vez más, otros. La ciencia charla con ellos y llega a conclusiones sabrosas. La referencia a la Grecia antigua no podía faltar (no por obvia, sino por indispensable). Al lector le espera un imperdible capítulo referido a la historia de Dánae y su relación con la inseminación artificial. También la bella dama invita a la lectura desde la portada misma, que reproduce el famoso cuadro de Tiziano Vecellio Dánae recibiendo la lluvia de oro.

Ya desde su título de alusión, Embarazos… promete un cruce. Son miradas que se presumen antagónicas, la de la ciencia y la de la ficción. Presunción errónea. Es hora de salir de los compartimentos estancos y empezar a ver las cosas desde la multiplicidad y la integración. ¿O no es que estamos en plena era de la hibridez? Busquemos, pues, sus beneficios. No todo lo que desluce no es oro. Este libro es un ejemplo incontrastable de que la contaminación puede ser positiva.